Mobiliario Escolar: Un poco de historia.

El mobiliario escolar no ha sido siempre como lo vemos ahora, durante varias décadas ha evolucionado considerablemente, por esto haremos un repaso de estos cambios.

A principios del siglo el mobiliario escolar no era de un tipo determinado, era cada población la que dotaba a cada escuela con el mobiliario.

La mayoría de las ocasiones eran los carpinteros de los pueblos los que diseñaban y fabricaban el mobiliario, algunos eran buenos o malos pero en algunos lugares habían inspectores que dictaban algunas normas de como tenían que ser.

Al principio las piezas que se diseñaban eran sencillas y funcionales sin adornos. Básicamente la idea de esto era hacer todas las piezas por serie pero por la falta de tecnología eran casi artesanales.

El tipo de banco que más se popularizo fue una carpeta bipersonal con un tablero inclinado, con un cajón para guardar libros y orificios para los tinteros.

Estas carpetas eran básicas de tamaño fijo así que no eran adaptables para cada alumno.

En las décadas de los 40-50 los mobiliarios educativos no tuvieron muchas variaciones. Después de la II Guerra Mundial fue que se empezaron a realizar cambios importantes, porque comenzaron a haber avances tecnológicos que comenzaron a aplicarse a todo tipo de procesos de fabricación, incluyendo los mobiliarios escolares.

Así se comenzó a pensar en temas importantes como lo es la ergonomía, otorgando más

relevancia a la postura de las personas y la adaptabilidad del mobiliario a cada persona.

Tras una serie de estudios llegaron a la conclusión de que el tronco debe estar ligeramente inclinado hacia adelante y las piernas deben tener un ángulo de 135° así la musculatura está más relajado y la postura era más natural.

Asimismo para los niños proponían que la superficie de trabajo fuera más

alta, ya que la distancia visual para ellos es menor que la de los adultos.

A pesar de que el diseño no ha cambiado sustancialmente las superficies de respaldo y los asientos han aumentado y en además se ha incorporado una curvatura que permite adaptar la curva natural lumbar.

En Kogara SAC nos preocupamos por la buena postura de los alumnos, por esto tomamos en cuenta la ergonomía y tenemos los productos adecuados para que tengan mayor comodidad.